Desmontando falsos mitos sobre higiene dental

mitos sobre higiene dental

Una correcta rutina de higiene bucodental es esencial para mantener una buena salud oral. Una dentición sana y fuerte, requiere que nuestra limpieza sea estricta:

  • Cepillado tras las comidas, tres veces al día y con una duración de dos minutos.
  • Utilizar hilo o seda dental, mínimo una vez al día, preferiblemente antes de ir a la cama.
  • Limpiar tu lengua por las noches, para acabar con todos los restos de bacterias.
  • Finalizar la rutina con un enjuague bucal adecuado a tus necesidades, al menos dos veces al día.

Una vez aclarados los pasos necesarios para mantener una cavidad oral sana y limpia, pasamos a desmentir algunos mitos y creencias populares que hemos escuchado en nuestra clínica dental en Pirámides, ¡sigue leyendo!

Tienes que cepillarte los dientes justo después de comer

Esta es uno de los bulos más frecuentes y perjudiciales. Cuando comemos aumenta la acidez del PH de nuestra cavidad oral y el esmalte de nuestros dientes se encuentra más débil. Con el paso de los minutos, la saliva ayuda a que se vaya regulando, y así vuelve a su dureza habitual.

Lo más adecuado es esperar entre 20 y 30 minutos antes de cepillarnos los dientes tras la comida. Así daremos tiempo a que el esmalte dental se encuentre fuerte y no nos provoquemos ninguna afección.

Masticar chicle sustituye al cepillado

Aclaremos esta afirmación: masticar chicle sin azúcar potencia la secreción de saliva, y por tanto ayuda a eliminar posibles restos, bacterias y microorganismos que se hayan quedado en tu boca.

Podríamos decir que masticar chicle sin azúcar puede ser una solución de emergencia en caso de que no podamos lavarnos los dientes, pero nunca será un sustituto definitivo.

Un cepillado enérgico consigue una mejor limpieza oral

Totalmente falso. Para una buena higiene es más importante la técnica que la intensidad. Debes limpiar tus dientes de arriba abajo con movimientos circulares y aplicando una presión leve o moderada.

Si aplicas tanta presión que tus cepillos se deforman al cabo de poco tiempo, solo conseguirás dañar la superficie dental y tus encías se sentirán más sensibles.

Esperamos haber resuelto algunas de tus dudas en cuanto a higiene bucal, así mismo, recordamos que para mantener una buena salud es necesaria una limpieza profesional en el dentista al menos una vez al año.

Si aún tienes preguntas, consulta a nuestros expertos, en nuestra clínica dental en Pirámides (Madrid); estaremos encantados de ayudarte.

WhatsApp chat