Piercing en la boca ¿Cómo afecta tu salud bucodental?

Un piercing en la boca puede dañar tu salud bucodental provocando incluso la pérdida de dientes y el debilitamiento de las piezas dentales. Antes de colocarte uno de estos pendientes debes conocer todos los riesgos que esto supone y como minimizar los daños que puede provocar.

Las complicaciones de un piercing en la boca para tu salud bucodental las podemos dividir en primarias y secundarias. Las primeras son las que están asociadas con la colocación del pendiente y las segundas provocadas por la presencia de un cuerpo extraño en la boca.

Complicaciones primarias

  • Dolor e inflamación de la lengua y los ganglios que la rodean después de la colocación del piercing.
  • Reacciones alérgicas: el piercing está compuesto por diferentes metales que pueden provocar reacciones alérgicas.
  • Afectación de los nervios de la lengua que puede repercutir en el sentido del gusto y la movilidad.
  • Infecciones por bacterias: la infección oral tras colocar un piercing afecta a un alto porcentaje de las personas. Esta infección puede generalizarse y provocar afecciones graves al organismo.

Complicaciones secundarias

  • Fisuras o roturas de dientes provocadas por el choque constante de un objeto metálico con los dientes.
  • Desgastes en los dientes por el roce del metal, lo que puede conllevar a una mayor sensibilidad dental
  • Enfermedad periodontal, que se traduce en, encías inflamadas, sangrantes o enrojecidas. Si esta patología, conocida como gingivitis, no se trata de inmediato puede dar pie a la periodontitis o piorrea.
  • Halitosis: el mal aliento, en muchos casos, está provocado por la presencia de placa bacteriana en la boca. El pendiente en la lengua permite que las bacterias se acumulen en la zona con mayor facilidad.
  • Maloclusión: el piercing en esta zona puede alterar la correcta mordida.
  • Retracción de encías: Producida por el roce involuntario del piercing con ellas. Esto puede dañar la estética del diente, provocar sensibilidad e infecciones dentales.

    -Retracción de encías provocada por piercing en el labio-

Consejos para evitar riesgos ante un piercing en la boca

  • En la medida de lo posible, comprueba que te estén colocando un pendiente antialérgico de la máxima calidad
  • Extrema las rutinas de limpieza bucodental. No te olvides de incluir el uso de cepillos interproximales, seda dental y enjuagues bucales antisépticos.
  • Evita el consumo de alimentos irritantes, como los ácidos o productos picantes.
  • Visita a tu dentista con más regularidad y disciplina, las revisiones son importantes para controlar el daño en tus encías y la aparición de infecciones en la boca.

Contáctanos si necesitas más información o ayuda.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.