¿Cómo cuidar tu sonrisa en verano?

En verano solemos descuidar nuestra salud bucal debido a factores como la desconexión de la rutina, los viajes o las comidas fuera de casa. Sin embargo, los gérmenes y las bacterias no descansan, por lo que en esta época del año existe un alto riesgo de aparición de caries, acumulación de placa, halitosis, sangrado e inflamación de las encías. Por eso, es importante prestar atención a nuestra higiene y estar atento ante la aparición de algun síntoma que pueda indicarnos que algo no va bien. En este blog te explicamos: ¿Cómo cuidar tu sonrisa en verano? para que puedas disfrutar sin preocupaciones de esta maravillosa época del año.

La higiene es fundamental para cuidar tu sonrisa en verano

  • Kit de limpieza dental: Lleva contigo siempre un kit básico de limpieza dental formado por, al menos, un cepillo de dientes y pasta dentífrica, aunque también se recomienda incorporar colutorio e hilo dental.
  • Bebe mucha agua, te ayudará a aumentar la producción de saliva, contribuyendo a equilibrar el pH bucal y reducir los restos de comida. Además, aumentarás la protección frente a las bacterias.
  • Protege los labios: Usa cremas y protectores para evitar que se sequen o agrieten, ya que es una de las partes del cuerpo más susceptibles a las quemaduras solares.
  •  Lava minuciosamente la boca tras la piscina, el cloro podría afectar la integridad del esmalte, causando la aparición de manchas en los dientes o irritación en las encías.
  • Mastica chicle sin azúcar, sobre todo en aquellos momentos en los que no te sea posible cepillarte los dientes. Masticar chicle produce saliva y ayuda a la limpieza, aunque nunca sustituye al cepillado.

Algunos consejos sobre alimentación para cuidar tu sonrisa en verano

  • Come mucha fruta:  Especialmente manzanas, uvas y sandía. Esta última tiene un 90% de agua y es rica en vitaminas A y C y minerales como el potasio.
  • Reduce el consumo de alimentos ricos en azúcares: Las bebidas carbonatadas y los zumos cítricos pueden descalcificar el esmalte de los dientes y provocar un desgaste prematuro. Y el helado, otro de los alimentos por excelencia del verano, también pueden favorecer la aparición de caries y de hipersensibilidad dental.
  • Aumenta el consumo de pescado azul: Estos aportan omega 3, vitamina D y flúor que ayudarán a que nuestros dientes y encías permanezcan sanos y fuertes.
  • Modera el consumo de café, alcohol y tabaco:  Favorecen  la aparición de manchas en los dientes, la inflamación de las encías y la halitosis.

¡Cuidado con los traumatismos!

Son más comunes en verano, sobre todo en niños, por el aumento de las prácticas deportivas y los juegos al aire libre. En cualquier caso, por leve que nos parezca, es importante visitar urgentemente al dentista para que valore el daño y realice algún tratamiento si es necesario.

Visita a tu dentista

  • Si vas a viajar fuera o tienes algun síntoma o molestia, aunque no parezca grave, te recomendamos una revisión antes de irte de vacaciones.
  • Si tienes alguna revisión periódica planificada no la canceles o pospongas, si es necesario mejor adelántala.
  • Tras la vuelta vacacional vuelve a visitar a tu dentista, ya que los dientes durante las vacaciones, aun siguiendo todos nuestros consejos, sufren con los excesos y mejor asegurarnos que todo va bien.

 

 

 

 

 

 

 

5/5 - (1 voto)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.