Sonrisa gingival. ¿Qué es y como solucionarla?

¿Enseñas mucha encía al sonreír? ¿Tus dientes parecen más pequeños y anchos? ¿Consideras que tu sonrisa no es estética? Si te has planteado alguna de estas interrogantes puede ser que tengas lo que se conoce como SONRISA GINGIVAL. 

En este nuevo blog te mostramos las causas y formas de solucionar este problema estético, que cada vez más pacientes buscan corregir, para dar armonía a su sonrisa.

¿Qué es la sonrisa gingival?

La sonrisa gingival se da cuando al sonreír se ve una zona excesiva de la encía, observándose una desproporción en la cantidad de diente y encía que mostramos. Aunque esto para algunos no supone un problema y no se asocia a ninguna patología bucodental, sí puede tratarse de un problema estético que en muchas personas genera complejos y pérdida de autoestima.

¿Cuáles son sus causas?

 La sonrisa gingival aparece relacionada con diferentes factores anatómicos y fisiológicos:

  • Exceso de encía, que esconde una parte de la corona del diente.
  • Dientes demasiado pequeños o desgastados.
  • Crecimiento excesivo del maxilar superior.
  • Labio superior corto o con mucha movilidad.
  • Posición dentaria baja, provocada por la sobreerupción de los incisivos superiores ocasionada por la fata de contacto con los dientes inferiores.

¿Cómo se soluciona la sonrisa gingival?

La sonrisa gingival se puede corregir, pero será un especialista quién determine cual es el tratamiento indicado, porque este va a depender de la causa que la provoca.

  • La gingivectomía, que consiste en recortar el exceso de tejido gingival para descubrir la parte oculta del diente, es una solución sencilla, rápida y con muy buenos resultados estéticos.

    Antes y después de una gingivectomía

  • La colocación de carillas o coronas está indicada si los dientes son muy pequeños o están desgastados.
  • En casos donde hay un crecimiento excesivo del maxilar la solución pasa por una cirugía ortognática. Esta cirugía consiste en  modificar los huesos del maxilar superior para colocarlos en la posición correcta.
  • La ortodoncia nos ayuda a solucionar el problema si este está relacionado con la colocación de los dientes.
  • Una miotomía, que es una pequeña intervención que permite debilitar el músculo elevador del labio o la infiltración de botox, nos puede ayudar si el labio es corto o tiene mucha movilidad.

En cualquier caso, si la sonrisa gingival te supone un problema y quieres solucionarlo te recomendamos que acudas a un especialista, él es quién mejor puede dilucidar las causas y valorar las diferentes opciones de tratamiento.

En nuestra clínica podemos ayudarte, contáctanos y te pondremos en las mejores manos.

5/5 - (1 voto)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.