¿Cuánto perjudica el tabaco a nuestros dientes?

mujer-rompe-cigarro-no-fumar-tabaco

Cada caja de cigarrillos viene con la leyenda “Fumar es perjudicial para la salud” y aunque no lo dijera, todos somos conscientes que este vicio realmente es dañino para nuestro organismo. Sin embargo, es común pensar que los problemas relacionados al tabaco tienen que ver exclusivamente con los pulmones y las vías respiratorias, pero en realidad el daño va mucho más allá.

El tabaco tiene efectos muy negativos en nuestra salud bucodental. Los agentes químicos presentes en los cigarrillos afectan a los dientes y las encías, a veces de manera irreversible. Es por eso que debemos tener muy claro cuales son las consecuencias del tabaquismo en la salud bucal.

Problemas relacionados con el tabaco

Halitosis

Los cigarrillos contienen nicotina, alquitrán y otros químicos que, sumados al olor propio del tabaco, generan un aliento nada agradable. Incluso las personas que previamente presentan halitosis pueden ver agravada su condición, ya que el tabaco genera resequedad e irritación de las vías respiratorias, provocando una mala oxigenación de la boca.

Dientes amarillos

El cambio de color en la dentadura hacia un tono amarillento es uno de los signos más evidentes en quienes fuman en exceso. Este problema antiestético se debe a los ingredientes agresivos que se le agregan al tabaco, pues tiñen el esmalte de los dientes.

Periodontitis

Tal vez el problema más relacionado con el tabaquismo sea la periodontitis. Esto es debido a que  la nicotina y el humo dañan las encías volviendolas débiles. Como consecuencia los dientes pierden sujeción y aparecen los dolores.

Curiosamente la enfermedad puede tardar en ser visible,ya que el tabaco genera mala circulación de sangre en la encía minimizando la inflamación, uno de los primeros síntomas, hasta que ya es demasiado tarde.

Pérdida del gusto y del olfato

Uno de los efectos más comunes del hábito de fumar es la disminución de estos sentidos. El tabaco afecta la circulación de sangre a la lengua, afectando las papilas gustativas en especial para poder percibir los sabores salados, lo que puede provocar un abuso inconsciente de sal, generando problemas de presión. Mientras que la nicotina afecta la capacidad olfativa lo que también repercute en la percepción del gusto.

Problemas de cicatrización

El humo del tabaco está compuesto por unos 4.000 compuestos tóxicos que fomentan la proliferación de bacterias en la boca, que no solamente impiden la correcta curación de las heridas sino que incluso las agravan. Los fumadores tienen una disminución clara de las defensas de la encía frente al ataque bacteriano, disminuyendo la capacidad de cicatrización, lo que aumenta de forma significativa la probabilidad de periodontitis.

Cáncer de garganta

Sin dudas el problema más serio relacionado con el tabaco. Cada año cerca de 2000 personas desarrollan este tipo de cáncer en nuestro país y su tasa de mortalidad es elevada, llegando al 50% en los primeros 5 años. Los fumadores tienen hasta 4 veces más probabilidades de contraer esta enfermedad que quienes no fuman y hasta 6 veces más probabilidades de tener una lesión precancerosa.

Si al consumo de tabaco se le suma el consumo de alcohol, la probabilidad de un cáncer oral se multiplica 38 veces. De hecho, entre el 75% y el 90% de todos los casos de cáncer oral están ligados a los efectos combinados del consumo de tabaco y alcohol.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.