Alergia estacional y salud oral

La alergia estacional afecta entre un 25 y 30 % de personas en todo el mundo. Sus síntomas más comunes son: congestión nasal, estornudos, tos, picor de ojos y garganta.  Sin embargo, otras molestias menos conspicuas de este tipo de alergias se manifiestan en nuestra boca y son originadas por diversos factores.¿Cómo afecta la alergia estacional nuestra salud oral? La respuesta te la damos en este blog, junto con algunas recomendaciones para mitigar los efectos de la alergia en nuestra salud oral

Síntomas orales de la alergia estacional

  • Xerostomía o síndrome de boca seca

Es un efecto secundario muy común en las reacciones alérgicas que afectan a las vías respiratorias. Como consecuencia de la congestión se respira más por la boca que por la nariz, lo que hace que la saliva de la cavidad oral se seque. Esta alteración en la saliva impide la correcta regulación del pH de la boca, facilitando la proliferación de bacterias que con el aumento de la acidez desencadenan un proceso de erosión dental y la formación de caries. La boca seca es también un efecto secundario habitual en los pacientes que tratan sus alergias con antihistamínicos

Las alergias pueden llegar a producir dolores de garganta muy molestos como consecuencia de la irritación de las mucosas en las vías respiratorias. Muchos pacientes descuidan su higiene oral rutinaria cuando padecen faringitis, o limitan la ingesta de líquidos porque el dolor se manifiesta sobre todo al tragar. La combinación de estos dos factores hace más probable la aparición de la halitosis o mal aliento, así como la floración de bacterias en la boca que provocan caries.

  • Dolor de muelas

La irritación de las mucosas que se deriva de algunas reacciones alérgicas puede provocar congestión y taponamiento de los senos paranasales. Cuando estos senos están inflamados, las mucosas se trasladan más fácilmente a los huecos maxilares, ubicados por encima de la boca, y ejercen presión sobre la mandíbula superior. A su vez, esta presión se transmite a otros huesos del cráneo y a los dientes, provocando cefaleas y dolores o sensibilidad en las muelas que se intensifican al cambiar de postura.

  • Quemaduras en el paladar

El uso continuado de medicamentos de administración nasal para el tratamiento de la rinitis alérgica puede producir irritación del paladar e incluso la parición de quemaduras. También el esmalte de los dientes se ve afectado por las partículas que incluyen estos aerosoles, por lo que es conveniente enjuagarse la boca después de utilizarlos para evitar problemas de erosión dental.

  • Pérdida de gusto

La hipogeusia es un trastorno pasajero asociado a muchas enfermedades de tipo respiratorio. Consiste en una reducción transitoria del sentido del gusto. Cuando este problema tiene su origen en un proceso alérgico, la situación vuelve a la normalidad una vez que este ha terminado.

¿Cómo combatir el efecto de la alergia estacional en tu boca?

Si padeces algún tipo de alergia, además de tratarlo con un alergólogo, puedes seguir una serie de pautas para intentar minimizar los efectos que la propia alergia y los medicamentos que uses provocan en tu boca:

1- Beber más agua y más a menudo nos ayudará a mantener los niveles de saliva en nuestra boca, ayudando así a reducir la sequedad y, por tanto, reducir el riesgo de padecer caries, gingivitis, periodontitis o halitosis.

2- No olvides tu rutina de limpieza diaria!!

3- Consulta a tu dentista cualquier síntoma anómalo que detectes en tus dientes, encías, lengua…

Si necesitas más información o quieres la valoración de un especialista  Contáctanos

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.