5 consejos para tener los dientes blancos

dientes-blancos-myca

Unos dientes blancos y una sonrisa perfecta es el anhelo de muchas personas. Mejora nuestra apariencia y nos aporta más confianza y seguridad. Sin embargo, el paso del tiempo y diversos factores pueden perjudicar nuestro esmalte.

Mantener los dientes blancos requiere de trabajo y de ciertos cuidados. Para que sea así debes saber como lograrlo, pero antes vamos a explicar algunas cuestiones.

¿Por qué se manchan los dientes?

La pérdida del blanco de los dientes puede deberse a distintos factores. Uno de los más comunes es el deterioro del esmalte como resultado de la acción de ciertos alimentos así como de la falta de calcio.

Alimentos como el café, té, vino, remolacha, arándanos y uvas contienen pigmentos que pueden manchar los dientes. Mientras que alimentos ácidos como los cítricos o los alimentos muy azucarados pueden generar manchas en el esmalte si no se realiza una correcta higiene bucal después de consumirlos.

También el consumo de tabaco, alcohol, y ciertos medicamentos pueden provocar manchas, dientes amarillos y dañar el esmalte protector.

5 maneras de tener los dientes blancos

Tratamiento de blanqueamiento

Si quieres tener unos dientes blancos, debes comenzar por realizar este tratamiento. Para ello recurre a tu odontólogo de confianza que evaluará cuál es el método más conveniente. Dependiendo del método podrás hacerte retoques cada cierto tiempo así como seguir cuidados específicos.

Usa pasta de dientes blanqueadora

Estas pastas por si solas no tienen gran poder blanqueador, son más bien un complemento al tratamiento de blanqueamiento. Sin embargo debes tener cuidado, pues estos dentífricos suelen tener algunos componentes abrasivos que pueden perjudicar el esmalte. Por eso su uso se recomienda una a dos veces a la semana y el resto del tiempo usar una pasta de dientes normal.

Estricta higiene dental

La mejor manera de poder mantener unos dientes blancos es evitar aquellos las alimentos que los manchan. Aunque después de cada comida deben ser cepillados los dientes, utilizar hilo dental y enjuague bucal.

El cepillado debe hacerse con suavidad para no dañar el esmalte y pasados 20 minutos de finalizada la comida, ya que cuando se lavan los dientes justo después de comer los ácidos de la comida son esparcidos por toda la boca, afectando el esmalte.

Cuida tu alimentación

Alimentos como el apio o la zanahoria, por su composición dura pero porosa son efectivos como limpiadores naturales de los dientes eliminando partículas de comida y placa.

Lácteos como la leche, el yogurt y el queso duro poseen gran cantidad de calcio que ayudan a tener una dentadura fuerte y blanca.

Evita el exceso de cítricos así como de bebidas que puedan teñir los dientes como el vino, el té o el café.

Evita los remedios caseros

Hoy en día es muy común ver a una gran cantidad de influencers recomendando productos blanqueadores no homologados, o incluso remedios caseros que prometen un blanqueamiento rápido sin la necesidad de recurrir a un dentista.

Estos productos o remedios suelen recurrir a químicos extremadamente dañinos que blanquean dañando el esmalte y exponiendo la dentina, lo que pueden generar un daño irreversible en las piezas dentales.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.