Mitos dentales que no debes creer (I)

mitos-dentales

A lo largo de los años una gran cantidad de mitos dentales se han extendido por todo el mundo que nos llegan por familiares y amigos. Para empeorar las cosas las nuevas tecnologías permiten un acceso a la información extremadamente rápido, información que cualquiera sin conocimientos puede proporcionar de manera muy sencilla.

Estas creencias pueden perjudicar seriamente nuestra salud bucodental, así que para derribar estos mitos hemos preparado este post donde te contaremos cuales son los más extendidos y porque no debemos creer en ellos.

Las caries en los dientes de leche no afectan a los dientes definitivos

Esta creencia se basa en que “al fin y al cabo se van a caer”. Esto no es correcto, ya que los dientes de leche actúan de guía y guardan el espacio para los dientes permanentes y una caries no tratada en cualquiera de ellos puede provocar una infección que afecte al diente definitivo.

Las caries siempre duelen

Falso. Si esto fuera así sería mucho más fácil detectar las caries y no cuando comienza a afectar el nervio del diente. Las caries pueden estar presentes en el esmalte e incluso llegar a la dentina. A veces se manifiestan sin que se sienta dolor alguno hasta que la infección afecte el nervio y en presencia de bebidas muy frías o calientes se comienza a sentir un dolor agudo.

Las muelas de juicio deben extraerse siempre

En realidad NO. Si bien en la mayoría de los casos su salida puede afectar al resto de la dentadura puesto que no siempre cuentan con espacio suficiente en el maxilar para desarrollarse, es el odontólogo quien debe determinar si su extracción es realmente necesaria.

Se debe mojar el cepillo antes de limpiar los dientes

Aunque esto es muy común, en realidad se trata de un error puesto que, lo más conveniente es poner la pasta y cepillarse en seco para eliminar de forma más eficaz los restos de comida entre los dientes.

Durante el embarazo se pierden dientes por falta de calcio

Falso. Si bien, es posible que la futura mamá pierda algunas piezas dentales durante el periodo de gestación, esto no se debe a la falta de calcio, sino a que ciertos cambios hormonales predisponen al aumento de la placa bacteriana. También se puede producir determinadas patologías de las encías como caries, gingivitis y periodontitis que pueden afectar la integridad de las piezas dentales. Ésta es la razón por la cual durante este periodo es imperativo extremar la higiene bucal.

El enjuague bucal sustituye al cepillado

Falso. El enjuague bucal es un complemento al cepillo de dientes y de ninguna manera puede reemplazarlo, en especial cuando se trata de eliminar los restos de comida entre los dientes.

Los cepillos de dientes duros son mejores que los blandos

Error. Todos los cepillos son igual de efectivos si se utilizan correctamente sin importar el tipo de cerdas que tengan, de hecho los cepillos duros en realidad pueden dañar seriamente las encías.

 

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.