¿Cuales son las ventajas de poner una ortodoncia infantil?

ortocia-infantil-myca-dental

Cada vez son más los padres que van tomando conciencia de la importancia de corregir los problemas de oclusión durante la niñez. El tratamiento con una ortodoncia infantil en edad temprana es cada vez más demandado. Así se consigue corregir ciertos problemas de una forma más rápida y sencilla que en la etapa adulta donde el proceso puede ser más lento y doloroso.

Ortodoncia interceptiva

Se denomina ortodoncia interceptiva al tratamiento que se realiza cuando el paciente aún no ha completado el crecimiento de sus bases óseas. El objetivo es guiar el crecimiento óseo de manera correcta.

Se recomienda que entre los 5 y los 6 años el niño realice su primera visita al ortodoncista para evaluar el desarrollo de la estructura maxilar y dental, determinando si existe algún problema en el desarrollo.

Este tratamiento precoz comienza alrededor de los 8 o 9 años y tiene como objetivo corregir el crecimiento de la mandíbula y ciertos problemas de la mordida como la sobremordida. También ayuda a hacer espacio a los dientes permanentes para que se posicionen de forma adecuada, disminuyendo la posibilidad de extracciones en un futuro.

El tratamiento consiste en aparatos extraíbles que los niños pueden usar en casa en determinados momentos y quitarlos en otros. Pasados los 13 años, cuando el recambio dentario ha finalizado, se recomienda la ortodoncia correctiva con brackets metálicos que van unidos entre sí por un arco.

Signos y causas que pueden indicar que se necesita una ortodoncia infantil

Existen una gran cantidad de signos que indican que un niño puede llegar a necesitar ortodoncia. Por ejemplo, dientes apiñados o dientes con demasiado espacio entre ellos, dientes que sobresalen en exceso, dificultades para respirar, masticar o vocalizar, sonrisa asimétrica, y mordida cruzada, que es cuando los dientes de la arcada inferior sobresalen por delante o por fuera de los de la arcada superior.

Las causas de estos problemas pueden ser variadas. Algunas son originadas por exceso de chupete, chuparse el dedo o por lesiones en la boca, hasta otras que tienen un factor genético hereditario. De hecho, es muy probable que los hijos de una persona que ha necesitado ortodoncia tengan que recurrir a la misma para tener una mordida estética y funcional.

Beneficios de un tratamiento temprano

Una evaluación y tratamiento ortodóncico temprano ayuda a guiar el crecimiento de la mandíbula. Además regula la anchura de los arcos dentales así como redirigir los dientes salientes hacia las posiciones correctas.

Este proceso también ayuda a eliminar los problemas de habla y de deglución, mejorando la apariencia, confianza y su autoestima.

Pero lo más importante es que evita la ortodoncia en la adultez. A partir de los 13 años los huesos de la mandíbula se endurecen y dejan de crecer. Por lo tanto la ortodoncia en algunos casos debe ir acompañada de extracciones de dientes y cirugías sin contar que el proceso es mucho más doloroso y extenso.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.